EnvolveR, EmpaquetaR, EnviaR

Siguiendo en nuestra línea, vamos a intentar Reducir la cantidad de recursos que usamos, Reutilizar al máximo los que disponemos y Reciclar cuando no se le pueda sacar más provecho.

De esta forma vamos a utilizar papel Kraft reciclado para envolver los productos que lo necesiten o los más frágiles (el cliente manda y yo pregunto “¿seguro?”) y cinta de papel activada con agua, sí, sí, habéis leído bien, ¡con agua!, ¡por lo que es totalmente biodegradable!, en lugar de con cinta adhesiva plástica.

Las bolsas que vamos a usar para que el cliente se lleve su (precioso, útil y reusable) producto a casa serán de papel kraft recicladas, si es que el cliente no ha caído en la casi insuperable tentación de llevarse una de nuestras bolsas de tela… cosa que dudo…

Para preparar los pedidos para envíos vamos a usar papel reutilizado procedente de (redoble, por favor) toda la publicidad que llega a mis buzones y a los de mis vecinos que están tan saturados como yo… ¡¡bien!!, así que a disfrutar de una doble vida, y quien sabe, lo mismo a su nuevo propietario le interesa lo que le mando, “¡uy mira! oferta en ventiladores”. Este papel servirá tanto para envolver algunos productos frágiles como para acolchar. Y las cajas serán las mismas en las que recibimos los pedidos en la tienda, o en casa, o en la de los vecinos de antes que siguen siendo super apañaos…así que no asustaros si os llega un paquete de Amazon, ¡¡que soy yo!!

¡Ah, se me olvidaba! Como nuestra meta es reducir, ¿ya lo he dicho antes verdad? NO vamos a usar grapadoras para unir el ticket de caja al de pago con tarjeta, si es que lo queréis… yo os preguntaré un par de veces para despistar y que me digáis que no, jeje, sino que vamos a usar ¡las maravillosas grapadoras sin grapa! qué invento, qué invento, os va a encantar tanto como a mi, ¡estoy deseando usarla! y además como no soy nada egoísta, están disponibles en la tienda para que os llevéis una casa o al trabajo con vosotros…la vida es maravillosa.

Y esto es todo amigos.